PLAN MARCET

No todos nacemos con el mismo talento. Los jóvenes futbolistas progresan hacia el éxito cuando alguien puede orientarles y guiarles en este proceso. De eso nos ocupamos en la Fundación Marcet, es nuestra especialidad. Y lo demuestran los resultados obtenidos en más de tres décadas de experiencia.

Nuestra hoja de ruta está clara, y tiene nombre y apellido: Plan Marcet, un método innovador de enseñanza personalizada cuyo objetivo es la mejora de la técnica individual, la calidad personal y la eficacia en el juego de equipo.

Porque un conjunto de futbolistas es como una orquesta. El músico aprende su «oficio» en una escuela, pero toca junto a otras personas. El director de orquesta quiere buenos violinistas y trompetistas, pero también sabe que es necesaria una buena coordinación entre ellos. De la misma forma, los profesores del Plan Marcet tienen claro que en el fútbol no todo es técnica. No se trata sólo de dominar el tiro, el pase, el regate… También hace falta criterio.

De media, durante un partido un jugador no tiene la posesión del balón durante más de dos minutos. ¿Qué hace en los 88 restantes? Toma decisiones. Porque en el fútbol las técnicas son los instrumentos del oficio, pero un jugador técnicamente excelente puede no tener éxito porque no sabe cómo utilizar su habilidad. Por eso el Plan Marcet trabaja aspectos tan fundamentales como la visión de juego, la concentración y la inteligencia, que ya es el talento más exigido por los equipos europeos de máximo nivel.

Los jugadores que participan en la World Cup aprenden a dominar los tiempos del partido, a moverse sin balón, a asumir riesgos en el momento correcto, a controlar aquellos detalles que suelen decidir el resultado de un partido. Con el Programa Marcet para el Entrenamiento de la Inteligencia en el Futbol, más de 100 alumnos en los últimos cinco años se han incorporado a la disciplina deportiva de clubes profesionales de 1º división de España, Europa y América.

Durante la World Cup, los jugadores que proceden del extranjero se integran en los distintos grupos de aprendizaje con alumnos españoles y de otros países. Los criterios de agrupación son exclusivamente técnicos y pedagógicos y tienen como objetivo conseguir grupos donde todos los componentes tengan un nivel similar.

Los grupos homogéneos son imprescindibles para un aprendizaje efectivo. Los retos que nuestros entrenadores plantean a sus alumnos sólo tienen que estar un escalón por encima de las habilidades de los jugadores, de tal manera que éstos puedan conseguirlos a través del esfuerzo, la disciplina y la constancia. Los mismos valores que han cimentado la Fundación Marcet desde su nacimiento.

This post is also available in: Chino simplificado, Inglés, Francés, Japonés, Ruso, Árabe, Portugués, Brasil